Iniciar Sesión en Messenger y Entrar

Messenger es una aplicación que se integra directamente con la red social Facebook y que nos da la posibilidad de chatear fácilmente con cualquier usuario que la pueda llegar a utilizar. Estamos hablando de una herramienta relativamente nueva ya que antes no era necesaria: hace tan sólo un par de años podíamos utilizar la aplicación de Facebook y chatear directamente desde ella: no obstante, si que es verdad que había muchos usuarios que se quejaban porque la fluidez de la misma no era la esperada. Además, se producían problemas de rendimiento que daba lugar a cuelgues y a ralentización es del teléfono muy importantes.

Se trata de una herramienta que está tan sólo disponible en el teléfono móvil; si utilizamos Facebook desde el ordenador, nos daremos cuenta de que el sistema de chat viene integrado y que en este caso el sistema si que funciona de la manera correcta.

Ahora es completamente obligatorio tener el Messenger si queremos utilizar Facebook porque, quien más lo que menos, terminará utilizando el servicio de Chat: si te has instalado esta red social pero no consigues chatear con tus amigos porque no sabes muy bien como instalar messenger, nosotros te hemos preparado una pequeña guía para que entiendas como debes hacerlo:

messenger-iniciar-sesion

 

¿Cómo instalar messenger en tu dispositivo móvil?

Instalando Facebook

De nada nos va a servir que instalemos messenger si no tenemos previamente el Facebook integrado: recuerda que son dos herramientas que tienen que trabajar en conjunto. Por ello, lo primero que vamos hacer es enseñarte cómo puedes instalar Facebook en tu móvil:
1) Necesitarás identificar el tipo de terminal que tienes y el sistema operativo que utiliza. Esto es importante porque, por ejemplo, si usas Android, utilizarás la aplicación Google Play, si usas IOS utilizarás el AppleStore… En esta guía nos vamos a basar en el sistema operativo de Android que es el que más se utiliza en este momento.
2) Para poder utilizar el Google Play, lo primero que nos van a pedir es que tengamos registrada y asociada una cuenta de Gmail. Afortunadamente, crear una de estas cuentas no entraña ningún coste y se puede hacer en un tiempo récord. Tan sólo nos pedirán algunos datos básicos que podremos rellenar fácilmente.
3) Una vez que lo tengamos todo listo, accedemos a Google Play y nos fijamos en la pestaña superior, en la que aparece el buscador, donde vamos a introducir el término de “Facebook”.

4) Nos quedamos con el primer resultado que aparezca y pulsamos en la acción de “instalar”. Esperamos a que el dispositivo lo descargue y lo instale y luego nos aparecerá el icono en el escritorio.
5) Ahora simplemente tendremos que crear una cuenta: seguimos el formulario de registro en donde tendremos que verificarla o bien utilizando nuestro número de móvil, o bien utilizando una cuenta de correo electrónico.
6) Completamos el proceso y ya habremos asociado esa cuenta de Facebook al teléfono móvil. A partir de ahora, todas las notificaciones y mensajes de esta red social nos llegarán en forma de mensajes emergentes.
Es entonces cuando nos damos cuenta de que, a pesar de que la aplicación del Facebook para Android es bastante completa, le faltan algunas funcionalidades como la posibilidad de tener un chat para hablar con nuestros amigos y seguidores.
Podemos utilizar el navegador para conectarnos al Facebook directamente en nuestros terminales móviles… A partir de esta opción si que podremos utilizar el chat; sin embargo, el problema es que el rendimiento va ser bastante bajo y es posible que esto no sea compatible en la gran mayoría de los móviles que encontramos en el mercado.
Por esta razón, es cuando nos damos cuenta de que necesitamos instalar el messenger.

 

Instalando el Messenger para Android

Instalar el Messenger no presenta mucha complejidad, pero, debido al hecho de que tenemos que tener dos herramientas diferentes funcionando al unísono, no muchos usuarios lo pueden llegar a entender. A continuación, al igual que hemos hecho a la hora de instalar Facebook, te vamos a indicar los pasos que debes de seguir para instalar el messenger sin problema:
1) Volvemos acceder al Google play y escribimos en la parte superior el término “Messenger”. Aquí sí que es importante que tengamos cuidado porque con este término podemos encontrar toda una gran cantidad de aplicaciones relacionadas: desde una app que ha diseñado Google para gestionar sus servicios, hasta aplicaciones para hablar de temas como fútbol, para ligar… Esto tiene su lógica ya que el término significa literalmente “mensajero”. Si tenemos alguna duda, lo que deberíamos hacer es decantarnos por la aplicación cuyo logo sea una bola redonda con un rayo de color blanco en su interior.
2) Marcamos en la aplicación y echamos un vistazo a las diferentes características que nos ofrece: también podemos revisar si nuestro móvil cumple con las características para moverla con fluidez. Por lo general, si el móvil no fuera compatible con esta aplicación, ni tan siquiera debería aparecer. No obstante, para poder evitar cualquier tipo de problema luego, deberíamos revisar esta información por si acaso.
3) Una vez que ya lo tengamos todo claro, lo único que tenemos que hacer es marcar en la opción de “instalar” y, tal y como hemos hecho con el Facebook anteriormente, esperaremos a que se nos cree una nueva aplicación con su icono correspondiente.

 

Pero ¿cómo funciona el Messenger? ¿Se combina con Facebook siendo una única aplicación o son dos diferentes?

Lo podemos ver como queramos, pero realmente, en la práctica, son dos aplicaciones diferentes, aunque se refieren a lo mismo: con el Messenger lo que vamos hacer es poder interactuar directamente con todos los usuarios que vamos a tener en la red social: no podremos comentar sus publicaciones, o interactuar con sus videos, ni ninguna de estas acciones porque esto se haría con la app General. Sin embargo, como el servicio de chat no ha sido integrado en esta aplicación, tenemos que bajarnos el Messenger que funciona de manera externa.
No te tienes que complicar demasiado: simplemente asegúrate de que en tu teléfono móvil se haya asociado la dirección correspondiente a Facebook. Piensa que en el momento en el que esta asociación falle, no sólo vas a perder el acceso a la red social, sino que también lo vas a perder con el Messenger.

 

¿Qué ventajas nos puede ofrecer Messenger?

Rapidez

Cuando utilizamos el teléfono móvil, uno de los criterios en los que nos solemos basar es en conseguir la máxima rapidez posible: no podemos utilizar el Facebook de la misma manera en la que lo utilizaríamos en un ordenador porque el tiempo no es igual. Esto ya es algo que pudimos ver en la propia aplicación gracias a que los diseñadores de la misma crearon una interfaz mucho más ligera y fácil de navegar adaptada específicamente para dispositivos móviles.
De esta manera, cuando teníamos que ver un tipo de publicación especial, moverse entre ellas no podría ser más sencillo.
Con el servicio de chat nos pasa exactamente lo mismo: en el momento en el que queramos decirle una cosa rápida a cualquier persona, simplemente será cosa de abrir el programa, encontrar al usuario en cuestión, y de forma inmediata nos aparecerá su conversación para que podamos decirle lo que nos haga falta.

 

Burbujas emergentes

Esta es una de las principales ventajas de utilizar esta poderosa red social: cuando hablamos o cuando una persona nos habla, su conversación quedará registrada en unas divertidas burbujas flotantes que se superpongan a cualquier aplicación que se esté ejecutando. Además, ocuparán una mínima parte de la pantalla y podremos eliminar fácilmente sin que nos molesten.
El objetivo es tener a mano estas conversaciones por si nos pueden llegar a hacer falta en un momento determinado: imagina que estás esperando que una determinada persona que pueda llegar a dar una cierta información de importancia. Además, tenemos que estar preguntándole diferentes datos: en lugar de estar abriendo la conversación una y otra vez, lo que haremos es mantener estas burbujas emergentes preparadas para lo que nos haga falta.
Otra de las ventajas de estas burbujas es que las podremos desplazar fácilmente a lo largo de la pantalla: por ejemplo, si estamos con otra aplicación y queremos tener las burbujas emergentes, pero, en el punto en el que se ubican, tapa algo que sea importante, las podremos mover a donde queramos y limitación.

 

Mínimo consumo de recursos

Una de las principales razones por las cuales los administradores de Facebook llegaron a la conclusión de que había que crear una aplicación adicional para integrar el chat fue precisamente los problemas que estaban surgiendo en base al rendimiento. Con tan sólo echar un vistazo a los comentarios de la aplicación de Facebook podíamos encontrarnos una sucesión de usuarios enfurecidos que aseguraban que sus terminales eran incapaces de poder mover la opción de echar produciéndose cuelgues importantes.
Fue entonces cuando los diseñadores determinaron que podían crear otra aplicación independiente que contase con la mínima cantidad de recursos asociados. De esta manera, se adaptaría a la perfección a cualquier tipo de dispositivo y, en el caso de que por lo que fuera no terminase de ser compatible, sería tan sencillo como prescindir del Messenger y decantarse únicamente por conservar Facebook.
La cuestión es que, si utilizas cualquier tipo de herramienta para poder medir el consumo de recursos del Messenger, te darás cuenta de que es mínimo: podrás utilizar cualquier otro tipo de aplicación o recurso a sabiendas de que el sistema no va a quedar ralentizado por su uso.

 

Mínimo consumo de energía

En la actualidad, a pesar de que cada vez son más los teléfonos móviles que se lanzan al mercado con diferentes funcionalidades, la gran mayoría de ellos todavía consumen demasiado y pocos son capaces de llegar al final del día sin tener que cargar la batería. La principal razón que produce estos problemas energéticos es que los fabricantes no optimizan sus aplicaciones: se quedan funcionando en segundo plano y esto hace que la batería de un móvil empiece a bajar de una forma drástica.
Los administradores de la aplicación de Facebook llegaron a la conclusión de que este problema estaba siendo bastante grave en lo que habían creado y decidieron externalizar la función de chat para, no solamente elevar el rendimiento de un terminal, si no conseguir que no consumiera demasiado. De esta manera, el usuario tiene control total sobre lo que va a consumir su teléfono móvil: si se da cuenta de que la aplicación de Messenger consume demasiado y que no consigue que la batería de dure tanto como querría, entonces podrá Desinstalar la sin necesidad de tener que desinstalar también la aplicación de Facebook.

Integración de llamadas

Esta ha sido una función que revolucionó por completo a la red social Facebook consiguiendo hacer llamadas completamente gratuitas de personas que se encuentran, incluso, aisladas a miles de kilómetros de distancia. Esta función también ha sido integrada en Messenger y podemos interactuar con ella de una forma muy sencilla. En la parte superior de la aplicación podemos encontrar un icono que nos recuerda a un teléfono: una vez que pulsemos sobre ella, nos encontraremos toda la lista de nuestros contactos y la opción de poder llamarles. Además, recientemente también se ha incluido la opción de las video llamadas para conseguir una experiencia multimedia todavía más destacadas.
Y estas son tan sólo algunas de las principales ventajas que vas a descubrir en el momento en el que te decidas a iniciar sesión en messenger. Por último, pero no menos importante, debes de saber que los diseñadores de esta aplicación se encargan de poder solucionar todos los problemas que aparecen en un tiempo récord y que, además, integran nuevas funcionalidades a un ritmo trepidante. De esta manera, si quieres estar a la última de todo lo que ha cambiado en Facebook, deberíamos tener instalado el Messenger si o si.
“Es completamente gratuito, por lo que no nos va a costar nada”